Himnos y coros para el tiempo de alabanza conjunta

DESCARGAR EN PDF

Lo que cantamos refleja nuestras prioridades y da forma a nuestros pensamientos y conducta. Entonces, ¿Por qué no incluir canciones que nos ayuden a ampliar nuestra perspectiva de la misión de Dios y de nuestro papel como discípulos?

La forma en que se introduce un himno o coro, puede ser tan útil como la elección de la canción en sí misma. Basta con introducir el culto de una manera que conecte con la vida cotidiana para que se convierta en un elemento alentador para muchos. Por ejemplo, después de cantar “Solo en Jesús”, dejar dos minutos de silencio para que la gente reflexione si hay otros dioses en sus vidas en los que están poniendo su esperanza, puede ayudar a interiorizar mucho más el contenido de esta alabanza.

Por otro lado, muchas canciones pueden cobrar más sentido si las acompañamos de imágenes de nuestros trabajos, de la ciudad donde vivimos o de donde nos reunimos como iglesia. Por ejemplo, cuando cantamos “Descanso en ti”, en lugar de proyectar un hermoso paisaje de cascadas y puestas de sol junto a la letra, podríamos mostrar una imagen tan cotidiana como la de un grupo de personas en una reunión de trabajo. Esto nos ayudará a entender que en medio de las presiones de cada día, ahí también podemos encontrar descanso porque Dios está con nosotros. Al mismo tiempo, nos evitaría pensar que para descansar en Dios debemos escapar de nuestra realidad diaria.

Si ayudamos a conectar las emociones más profundas que surgen mientras cantamos con nuestras experiencias del día a día, seremos mucho más conscientes de la grandeza de Dios y de lo que puede hacer en donde estamos.

Sin duda, cada uno tendrá sus propias preferencias, pero aquí encontrarás algunas canciones a modo de sugerencias:

logo_sin_texto_peq